Como la micropigmentación es una técnica relativamente nueva, es normal tener ciertas dudas o temor sobre su funcionamiento y sus resultados. Sin embargo, no hay nada que temer. Antes de sumergirnos en la pregunta de si duele la micropigmentación, primero aclaremos lo que es exactamente. Consiste en una técnica que hace que dejemos atrás el tener que maquillarnos durante un tiempo, es decir, inserta unos pigmentos semipermanentes en la piel que hace que luzcas maquillada sin necesidad de retoques durante unos meses.

Gracias a esta técnica, somos capaces de modificar el aspecto de nuestros ojos, cejas y labios para que luzcan como siempre hemos soñado.

Causas del dolor de la Micropigmentación

Existen varios mitos sobre el dolor o molestia que causa la micropigmentación. Normalmente, las “terribles” experiencias que la gente cuenta sobre esta técnica son el resultado de no haber encontrado los profesionales adecuados para llevar a cabo el tratamiento. Es importante buscar un centro donde los profesionales estén suficientemente cualificados y lleven a cabo un buen trabajo. Para esto, es importante leer las opiniones de otros clientes sobre el tratamiento recibido en el centro que nos interesa o hablar e informarnos muy bien sobre el procedimiento que el centro al que acudamos utiliza para esta técnica de belleza.

oferta madrid micropigmentación

 

Se aplica una pre-anestesia para evitar molestias

dolor en la micropigmentaciónNo vamos a mentir, esta técnica es como hacerse un tatuaje pero a menor escala. Por lo que, aunque no duela, es normal sentir molestia cuando estemos en manos de los profesionales. Sin embargo, es cierto que la molestia depende del lugar donde te vayas a hacer la micropigmentación y el nivel de aguante que cada uno tenga. Normalmente, se suele aplicar una crema anestésica sobre el lugar exacto en el que se vaya a llevar a cabo la técnica, para que el cliente se sienta lo menos incómodo posible durante el proceso. Sin embargo, esto no garantiza la ausencia del dolor por completo, aunque esto no es preocupante ya que en la gran mayoría de los casos, la gente no suele sentir un dolor insoportable, tan sólo una pequeña sensación de molestia.

Por lo que, si estás pensando en hacerte una micropigmentación de labios, no tienes por qué temer al dolor. Aunque, eso sí, asegúrate de que cuentas con buenos profesionales que estarán a tu disposición durante el proceso y te ayudarán a lograr los resultados que deseas.